Etiquetas

amor (13) daño (7) el (6) alguien (5) siempre (4) sonrisa (4) tiempo (4) vida (4) complicado (3) corazón (3) love (3) necesito (3) perder (3) razón (3) decidir (2) felicidad (2) futuro (2) ingenuo (2) mentiras (2) muerte (2) ojos (2) planes (2) primer (2) tu (2) cambiar (1) confiar (1) crecer (1) inocente (1) juntos (1) miedo (1) nunca (1) pecado (1) perdonar (1) puta (1) recuerdos (1) remember me (1) sola (1)

jueves, 15 de noviembre de 2012

Stop and stare.

Esos días.
Días en los que como todos, suena la alarma, pero esta vez no la oyes. Te quedas dormido. Llegas tarde. Empiezan con una cosa tan tonta como diez minutos más de sueño, y pueden acabar rompiendo relaciones. Los días en los que ni tu mismo te soportas, son aquellos en los que te das cuenta de quién realmente está ahí, de quien te quiere de verdad. Esas personas que no se van a ofender aunque vayas con esa cara de perro durante todo el día. Que saben que tienen que decir, y que no, cuando estás enfadado con el mundo. Que te dejan tu espacio, pero te dan un abrazo justo antes de derrumbarte. Con quien lo pagas siempre, pero no se cansan de ti. Sin embargo, es también fácil de reconocer a las otras. Esas que no te van a pasar ni una, que no se hacen cargo de tus problemas, porque no les interesan. Son los que no te preguntan, los que te esquivan la mirada, y evitan cualquier tipo de conversación.
Por eso, "esos días" que todos tenemos, que creemos que son tan malos, yo en parte los agradezco. Tienes la oportunidad de darte cuenta quién vale la pena y quién no, y sacarlos de tu vida.
-Mejor solo que mal acompañado.

1 comentario:

  1. Cierto, es en los malos días y la adversidad cuando en verdad conocemos a los que nos rodean. Bacano blog, nos leemos.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar